El cáncer

¿Qué es el Cáncer?

Aceptar que un hijo puede padecer cáncer es probablemente una de las peores noticias que muchos de los padres podríamos enfrentar; sin embargo, cada día más niños sufren de esta terrible enfermedad. 

El cáncer no es una enfermedad infecciosa ni contagiosa (no es un virus, no es una bacteria) ni tampoco es un castigo divino; es una mala jugada de la naturaleza, donde se combinan una predisposición genética y un detonador de nuestro medio ambiente. 

El cáncer es una enfermedad que día a día se incrementa entre la población infantil, sin importar el nivel socio-económico de los afectados. En México, debido a la pobreza extrema de la mayoría de la población, con una gran parte carente de seguridad social, los padres difícilmente pueden cubrir el costo del tratamiento de sus hijos enfermos, especialmente sin padecer cáncer, ya que requiere un tratamiento largo y costoso. 

Aunque puede detectarse a cualquier edad durante la infancia, su incidencia es mayor entre los 4 y 7 años. En México, representa la segunda causa de muerte en edades de 1 a 19 años; sin embargo más de 80% de los niños que lo padecen no reciben el tratamiento adecuado por falta de recursos económicos. 

Aunque cuando se desconoce con exactitud la frecuencia, informes médicos apuntan que la tasa aproximada de cáncer en menores de 11 años es de 120 casos nuevos por millón al año, y de cada 4 niños, 3 son varones. 

El cáncer infantil actualmente alcanza cifras de curación superación al 70% siempre y cuando se detecte oportunamente y se brinde el tratamiento adecuado y oportuno por un equipo de especialistas oncólogos pediatras, que incluye: cirujanos, radioterapeutas y quimioterapeutas. 

La Enfermedad 

El cáncer infantil es una enfermedad maligna que se presenta por desorden genético en cualquier tejido celular del organismo, se caracteriza por un crecimiento rápido y desordenado, así como por una alta capacidad de invasión de tejidos y células sanas. 

En México representa uno de los principales problemas de salud pública y actualmente constituye, junto con el cáncer de adultos, uno de los más altos conceptos de erogación de recursos económicos por parte del Sistema Nacional de Salud. 

Existen diferentes tipos de cáncer. La leucemia es el diagnóstico más común del cáncer infantil y la duración de su tratamiento es de 36 meses o más si hay recaídas, con una quimioterapia cada 21 días. 

La leucemia es el cáncer de la médula ósea que es la encargada de producir sangre. La sangre está formada por tres tipos de células: glóbulos rojos, que llevan el oxígeno a los tejidos; plaquetas, que se encargan de detener el sangrado en caso de heridas, y glóbulos blancos, cuya función es proteger al organismo en caso de infecciones. 

Debido a la leucemia, se da una producción anormal de glóbulos blancos que se producen sin control. Al ser células que no han madurado lo suficiente, no son capaces de proteger al organismo y provocan la disminución de glóbulos rojos y de las plaquetas. Esto da origen a síntomas como anemia, cansancio, debilidad, sangrados, infecciones frecuentes, etcétera. 

El motivo de defunción más frecuentemente en menores de un año lo constituye la leucemia. Otros motivos de defunción importantes en este grupo de edad fueron los tumores malignos de hígado y vías biliares y los cánceres de riñón y encéfalo. 

De acuerdo con estadísticas de AMANC, en 2001 los diagnósticos más frecuentes fueron leucemia (39%), tumores sólidos (37%) y linfomas (24%). En cuanto al género, 60 por ciento de los pacientes fueron varones y 40 por ciento mujeres.

Sintomatología

Entre la edad preescolar y los primeros 10 años de vida es cuando el cáncer puede aparecer.  Los síntomas pueden ser los siguientes: 

Fiebre persistente 

Fatiga

Sangrados frecuentes

Pérdida de peso sin motivo

Moretones

Ante cualquiera de estos síntomas, no espere, lleve a su niño al hospital más cercano. Recuerde que con un diagnóstico a tiempo el cáncer infantil puede curarse.El cáncer infantil es una enfermedad maligna que se presenta por desorden genético en cualquier tejido celular del organismo, se caracteriza por un crecimiento rápido y desordenado, así como por una alta capacidad de invasión de tejidos y células sanas.  

Tratamientos

En el tratamiento del cáncer intervienen especialistas en Oncología Pediátrica, Radioterapia, Cirugía, Psicología, Trabajo Social y Enfermería. No existen curas milagrosas.

El oncólogo pediatra es la persona indicada para tratarlo. El afecto que reciba el niño de sus padres, hermanos y demás familiares es igual de importante que cualquier tratamiento. 

Existen tres tipos de tratamientos para combatir el cáncer: cirugía, quimioterapia y radioterapia. 

Cirugía es una operación en la que el tumor es eliminado del cuerpo. En ocasiones, por las características del tumor o por su localización, no es posible su extracción total y hay que utilizar otros tratamientos. La utilización de diversas terapéuticas disminuye la posibilidad de que se desarrollen nuevos tumores.

Quimioterapia es la utilización de diferentes medicamentos que han probado su efectividad para destruir las células malignas. Se pueden aplicar uno o varios medicamentos a lo largo del tratamiento, de acuerdo con el tipo de cáncer, evolución de la enfermedad y la respuesta del organismo.

Radioterapia está basada en la aplicación de rayos, especialmente los rayos X. La radiación se utiliza para destruir a las células cancerosas en el momento en que se producen. Esto da como resultado que el tumor disminuya su tamaño.

Solución de alto pH “PIRAÑA”

Tratamiento para el Cáncer y enfermedades del sistema inmunológico y/o degenerativas.

Sabemos al día de hoy en pleno siglo XXI que aún no contamos con la cura exacta para el cáncer, AMANC Morelos está abierto a toda clase de productos como alternativas para coadyuvar y reforzar el sistema inmunológico que tanto se deprime con las quimioterapias que reciben los niños y adolescentes que padecen cáncer.

Los testimonios como el del hijo de Charles D Lewis quien ahora promueve la solución de alto pH “PIRAÑA”, después de haber curado de manera definitiva a su hijo que padecía osteosarcoma (cáncer en los huesos).

El tratamiento con esta solución de alto pH ha demostrado éxito con tumores sólidos de carcinoma y sacrota. Así como células y organismos enfermos. Está avalado por expertos médicos alrededor de los Estados Unidos y Canadá, unidos todos en esta importante empresa por salvar vidas y lo más importante, ofrecer una calidad de vida que valga la pena vivir después de haber sufrido con el cáncer u otras enfermedades degenerativas del sistema inmunológico.

Nota: Este programa NO está aprobado por la FDA, por los Estados Unidos, ni por ninguna entidad relacionada con el sector salud, sin embargo la responsabilidad de llevar a cabo este u otros tratamientos son exclusivamente de quien lo recibe y así lo deberán aceptar sus familiares , No existe aún un tratamiento garantizado en contra del cáncer…


Comparte nuestra página!

Contáctanos